Google

Ana en la red...

Cosas interesantes que encuentro navegando por la red o recibo por mail

martes, mayo 10, 2005

Aunque se vista de seda mono queda…




Amor Posted by Hello



Manual del Novi@ - Lección 2


Un grupo de hombres reveló los diez puntos claves para seguir al pie de la letra para conquistar una mujer en la primera cita:

1- ¿Cuáles deben ser las primeras palabras para no quedar como un tonto? Nada peor que querer quedar simpático y hacer un chiste tonto o de mal gusto para hacer reflexionar a la mujer. Lo mejor es actuar de forma natural. Un gesto de caballero será bien visto. Nunca esperar a la mujer en el auto o tocar bocina para que salga. Es de mal gusto. En cambio, esperarla y abrirle la puerta del auto será un gesto muy bien recibido para encarar bien la noche. Ella nunca dirá nada malo sobre eso. Ante un presunto comentario de la muchacha, a lo sumo agregar: "No me parece nada extraño... es natural". Descolocará a la mujer en cuestión y hasta encarará la noche pensando que ya tiene algo que contarle a las amigas. Clave: ser puntual.

2- ¿Adónde vamos? Jamás preguntarle a la mujer, en la primera cita, un lugar para ir a comer o tomar algo. Lo ideal es al momento de pautar el encuentro "sacarle" algún gusto especial de comida. Si no dice nada, tal vez preguntarle si tal comida es de su agrado o no. Pero tener el lugar elegido de antemano soltará a la persona y mostrará una seguridad que la mujer ya pretende a priori en la salida. Fundamental haber reservado mesa en el restaurante elegido. Es lo menos llegar a un lugar determinado y que el encargado le diga a uno que no hay capacidad o habrá que esperar media hora.

3- ¿Le arrimo la silla al sentarse? Una cosa es ser caballero y otra muy distinta es ser un pesado y un barroco en los detalles. Las mujeres no ven con malos ojos que uno no le arrime la silla a la mesa. Es pasarse de caballero y hasta puede quedar ficticio y poco natural. No ser pesado y querer tener contacto permanente con la persona. Uno puede quedar como un baboso.

4- ¿De qué hablamos al sentarnos? Lo principal es tener siempre tema. Para eso, en caso de emergencia oral, está el menú, los vinos y hasta el peinado de la persona que está sentada al lado de uno! Tampoco ser un cargoso que habla de cualquier cosa. A las mujeres les gusta saber que tienen frente a sí a un hombre seguro de sí mismo y que al mismo tiempo puede entablar conversaciones de cualquier tipo, pero sin desvariar.

5- ¿Puedo decir...? Jamás, pero jamás, decir que uno "repite" determinada comida y que por eso no la pide o que le cae mal. Son comentarios que pueden llegar a tirar una velada por la ventana. Es cuando ella empieza a sospechar que debió quedarse en su casa viendo un DVD. Los comentarios escatológicos dejarlos para las charlas de borrachos con amigos (si no queda otra). Tampoco comentarle qué "linda boca para comerla a besos". Lo ideal, si uno quiere decir cosas que despierten la libido de la mujer es hacerse el enigmático y preguntar sutilezas sobre detalles de su físico.

6- ¿Puedo comentarle sobre...? No ser un vagón lleno de problemas. Tratar de ser lo suficientemente "táctil" como para que la otra persona sepa que tiene alguien sensible, pero no depresivo. Contar un poco y dejar con las ganas. Ser enigmático es un punto fortísimo para poder despertar curiosidad en la mujer y que se plantee la posibilidad de salir de nuevo.

7- ¿Puedo proponerle algo indecente? Si la persona que uno tiene enfrente lo es, entonces sí. En cambio, si es una persona que a uno le interesa, mejor actuar con cautela y "no arruinar las cosas" zarpándole un beso de prepo o proponiéndole noches de pasión. Uno debe ser coherente durante toda la noche. Mantener la calma del "león" que tenemos adentro, puede ser muchísimo más positivo que largarlo hambriento por ahí.

8- ¿Y después qué? Si la mujer aún no bostezó y sonrió por lo menos tres veces, decirle que un trago para cambiar de ambiente sería fantástico. Si acepta, es porque la está pasando bien. Ojo, no es una victoria. La "guerra" consta de varias batallas y sólo pasamos una.

9- ¿Qué tomamos? Como obviamente uno ya ha elegid! o el lugar de antemano (ver punto 2), lo bueno es recomendar una buena bebida que sirvan en el lugar. Eso demostrará que además de ser unos esclavos de oficina, tenemos algo de mundo nocturno. Mostrar ambas facetas, cuidando que ella no piense que somos piratas, es fundamental para el éxito en la cita.

10- ¿Y después? Se verá. Hay cosas que no se preguntan.

Fuente: Infobae.com